Cuentos para orgasmos precoces N° 32

Ella se marchó, no por el deseo de hacerlo. Ella se marchó, por el anhelo de que él la siguiera. Ella se marchó, para verlo llegar arrepentido. Ella se marchó y al darse cuenta que él no llegaría. Ella se levantó para continuar su camino. 

Cuentos para orgasmos precoces N° 31

En sus ojos esconde un universo. Galaxias dispersas en una inmensidad de color verde. Destellos opacados por una estrella que cambia de tamaño. Tus ojos verdes son un pequeño universo. Uno que no me permites admirar. Ya que en la esquina de la cama te pones a ronronear.

El elefante encadenado

Una reflexión que nos enseña a nunca rendirse: En los circos es, o era, habitual ver uno o más elefantes, que después de su actuación quedaba sujeto con cadena en una estaca clavada en el suelo. Sin embargo, la estaca era un minúsculo pedazo de madera enterrado unos centímetros en la tierra. Y aunque la cadena era gruesa, a…

Cuentos para orgasmos precoces N° 30

Cansada de dietas, agotadoras rutinas de ejercicios, noches en sufrimiento al reprimir su deseo de ir a comer frente al refrigerador. Un día se levantó, miró el reflejo de su rostro, sus prominentes curvas y decidió lucir esa belleza coronada con una enorme sonrisa que reflejara la alegría de sentirse satisfecha con ella misma.   

Colección de citas literarias. XXIV

Originalmente publicado en Los cuadernos de Vieco:
? La literatura es la forma más agradable de ignorar la vida. Fernando Pessoa ? ? ? Los escritores somos seres heridos. Por eso creamos otra realidad. Paul Auster ? ? ? Escribo para mí. Para mi placer. Para mi vicio. Para mi propia condenación… Juan Carlos Onetti…

TRISTE

Originalmente publicado en manologo:
El cielo estaba gris y sus pensamientos no eran de lo mejor; todo estaba triste y ni siquiera llovía, como si el cielo no quisiera llorar.     Imagen: arturocorcuera.lamula.pe

Poder olvidarte

Originalmente publicado en Letras & Poesía:
Me siento bien, ¿sabes por qué? Porque ya no dueles… aprendí a vivir sin ti y ya no me haces falta, nunca lo hiciste. He vuelto a recuperar mi sonrisa, que la tenía olvidada, he vuelto a sentir y a hacer lo que me gusta, estar tranquila, feliz…

Serie “#BastadelaPornografíaRosa”

Originalmente publicado en ¡Nos encanta que estés acá!:
La puta y la bestia, parte 2 by Gris Arvelaez Mujer, ama tu cuerpo sin miedo La sociedad crea esta disparidad entre putas y bestias porque a estas bestias les encantan las putas pero fuera de sus casas, y estas pobres putas no se buscan hombres que…